El peronismo y kirchnerismo se negaron a sesionar en la Legislatura porteña por el pedido de desafuero y presión preventiva del juez Claudio Bonadío a la ex presidente y senadora electa Cristina Fernández de Kirchner.

En la última sesión ordinaria del año de la Legislatura porteña, el oficialismo tenía previsto sancionar una serie de leyes que requieren 40 votos, para las cuales había acordado con el peronismo y kirchnerismo local. Sin embargo, por el pedido de desafuero y prisión preventiva del juez Claudio Bonadío a la ex presidente y senadora electa Cristina Fernández de Kirchner, dicho sector opositor se negó a bajar al recinto.

Enviar Alerta Síntesis: Enviar alerta como Síntesis      

Vía ugt24 caba | Ver post original