El Frigorífico San José, hoy en manos de una sociedad anónima donde confluyen capitales chinos y entrerrianos, se apresta a reiniciar sus actividades y así lo hizo saber a su personal mediante una carta fechada este 26 de diciembre.

La planta, que décadas atrás fuera Vizental para luego convertirse en Swift y pertenecer a la firma brasileña JBS, terminó cerrando por la crisis del sector. Mediante un crédito del Estado nacional y la conformación de una sociedad integrada por empresarios entrerrianos se intentó, sin éxito, reabrirla. Sobrevino luego la venta a un grupo chino -el mismo que adquiriera la lechera Cotapa en Paraná-, que se quedó con la mayoría del paquete accionario del frigorífico.