El Litoral

 

En horas de la madrugada, falleció Ariadna Sandoval, la mujer que permanecía internada desde el 21 de octubre en el hospital J.M Cullen producto de severas lesiones en su cabeza.

 

Sandoval (48) ingresó al hospital luego de un incidente en el kilómetro 481 de la Ruta 11 en el que la mujer cayó al asfalto con el auto en movimiento.

 

Por este episodio se investiga a un hombre de unos 50 años que es efectivo policial y al momento del suceso tenía carpeta médica psicológica. “Estaba en actividad, sin portación de arma. El propio psicólogo de la repartición policial fue quien recomendó la internación en algún establecimiento de salud mental”, había explicado el fiscal Giavedoni a El Litoral.

 

Cabe remarcar que el propio fiscal reconoció que  lo ocurrido es un tema complejo; “entendemos que pudo darse en un contexto de violencia de género. De igual modo, ese contexto hay que probarlo. Hemos realizado múltiples diligencias, tales como allanamientos, pruebas de luminol, y verificado la presencia de eventuales testigos”, dijo.

 

Por el caso tomó intervención, la Fiscalía Especial de Violencia de Género, Familiar y Sexual     y la de homicidios.


 

Los hechos

 

La tarde del 20 de octubre, Ariadna Sandoval iba como acompañante de su pareja, el que conducía un Fiat 147, cuando de repente cayó contra el pavimento.

 

Quien dio cuenta de esta situación fue otra mujer que circulaba en moto, detrás del automóvil desde donde cayó la infortunada.

 

La mujer fue trasladada al Protomédico de Recreo y luego derivada al hospital Cullen donde recibió asistencia por una herida cortante en su cabeza.

 

Pero al día siguiente (el sábado 21), a las 11.30 la mujer volvió a ingresar al hospital Cullen.

 

Esa vez su situación era mucho peor. La mujer presentaba un traumatismo de cráneo grave con pérdida de conocimiento. Su cuadro motivó una delicada intervención quirúrgica. Cumplido este trámite quedó alojada en terapia intensiva en condición crítica.