En diálogo con La Mañana, la presidenta de la Cámara de Mujeres Empresarias y Profesionales de Formosa (CAMEFOR), Norma Ríos, dijo que la adhesión provincial a las denominadas “Ley Nacional PyMEs” y “Ley de Emprendedores” es positiva, porque ambas normas establecen ventajas impositivas y financieras para el sector de las micro, pequeñas y medianas empresas argentinas hasta el 31 de diciembre de 2018, así como facilidades para crear nuevas compañías. 


Sin embargo, planteó que en esas leyes no se contempló la desventaja de las provincias del Norte con respecto a la región centro del país. Por ello, aseguró que se necesita un tratamiento diferenciado en materia impositiva para las PyMEs del NEA y el NOA, con beneficios especiales para los emprendedores locales.

“Desde la CAMEFOR y la Federación Económica de Formosa consideramos que para que estas reglamentaciones sean realmente provechosas, se deberían tratar los beneficios de manera sectorial, con ventajas específicas para cada región, como promociones especiales para los emprendedores locales”, manifestó Ríos a este Diario.

“Ambas normas poseen varios aspectos destacados, que tienen que ver con el pago diferido del Impuesto del Valor Agregado a 90 días, la eliminación de la Ganancia Mínima Presunta para las micro y medianas empresas, el programa de recuperación productiva y el bono de crédito fiscal de IVA para inversiones productivas, que ofrece un descuento en el pago de Ganancias si un emprendedor invierte, entre muchos otros beneficios”, agregó.

“Lo que se busca con estas normas es crear ventajas para que se beneficien las empresas, y mejorar su competitividad. Pero considero que aún así, es necesario tratar los beneficios por regiones, porque en Formosa y en la mayoría de las provincias pequeñas, entre el 70 y el 80% de las empresas somos monotributistas, y solamente entre el 10 y el 20% son Responsables Inscriptos y entrarían dentro de la categoría de PyMe”, detalló la referente empresarial.