Los dirigentes mas conocidos prefirieron el silencio, sin apoyos pero también sin desautorizar el voto que partio el bloque del PJ en el senado.
 

Un dirigente goyano que supo, en tiempos pasados, tener gravitación territorial en el segundo distrito electoral de la Provincia, el caso de RubenBassi,parecio ser la única expresión de apoyo al voto del senador santaluceño Roberto Miño que levanto polvareda dentro del PJ por haber faclitado que el radicalismo alcanze los dos tercios perjudicando la posibilidad que el justicialismo logre un acuerdo que beneficie a las comunas gobernadas por el peronismo.
            

Ni FabianRios, ni RubenPruyas se expresaron respecto al voto de Miño aunque fuentes oficiales admitieron que el ex senador Pruyas fue el canal que utilizo el gobierno para acordar el apoyo de Miño en un acuerdo que parecía haberse gestado semanas atrás cuando Miño logro una prorroga de su mandato que vencia el 10 de diciembre con el voto de casi toda la bancada radicalcon excepción de Noel Breard quien dejo expresada sus reservas por la falta de legalidad de la decisión.
             

Miño no es la primera vez que deja desairado al resto del bloque del PJ. Meses atrás, una abstención suya, en sintonía con las necesidades políticas y económicas del ex Intendente capitalino, posibilito que el radicalismo imponga su mayoría. En esa oportunidad las miradas se volvieron hacia Rios que habría sido el beneficiario del desliz del legislador santaluceño.
              

Ahora, el voto de Miño, termino siendo el que le faltaba al gobierno para llegar a los dos tercios. En el Bloque se le reprocha tanto el sentido del voto como el coqueteo con la bancada radical y las acciones elusivas para con sus propios compañeros que  perdieron dialogo con el las horas previas a la votación del crédito por 300.000.000 de dólares.
              

Lo que trascendio, si, fue una fuerte reconvención de su par, el senador Daniel Alterats, que, un par de días antes de la votación, tuvo un dialogo de subido tono, versión que parecio confirmarse, cuando luego de la sesión, el saladeño replico con dureza manifestaciones periodísticas de Miño que  intentaban minimizar la decisión, y hasta negar diferencias en el bloque del PJ.

 

Alterats dejo en claro que lo actuado por Miño quebró la unidad del bloque. No se puede minimizar lo hecho por Miño remarco Alterats quien busco dar una señal hacia adentro y hacia fuera del PJ en el sentido que, en el justicialismo, no había un doble juego, ni una actitud connivente en el voto de Miño.

                  
Cerca del senador santaluceñoaseguran que, a partir de las sesiones ordinarias, Miño lograra sumar a la senadora Sand al bloque que, de ser asi, pasara a ser la segunda minoría al contar con dos integrantes, con derecho a postular al vicepresidente segundo de la Camara.

                   
De confirmarse la salida de Sand del bloque del PJ la geografía legislativa sera de ocho senadores para la UCR, cuatro senadores para el PJ, dos para el peronismo disidente pro UCR, y uno para el Panu, voto, este ultimo, que perdería importancia en la medida en que el radicalismo junto a los dos justicialistas cercanos al gobierno tendría asegurados alcanzar los dos tercios.

 

 

Mascarita suelta ?
 

La gran duda es hasta donde un sector del PJ avanzo en acuerdos con el radicalismo gobernante. Lo que eso suponen señalan que el senador Miño fue solo la punta del iceberg de un proyecto tras el cual hay caras conocidas del peronismo que aunque con poco crédito electoral saben operar en el área chica del poder.