TRANSITO FRONTERIZO

El delegado gremial del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Cabotaje Marítimo, Juan Enrique Vallejos Pitoni, adelantó un posible aumento en el precio del pasaje a Alberdi, debido al reciente incremento del combustible.


El dirigente del personal de las lanchas que hacen el trayecto desde el puerto de Formosa indicó que el pasaje está a $60 actualmente, pero señaló que los armadores (dueños de las lanchas) están pidiendo un aumento en el pasaje, lo cual debe ser autorizado por el Ministerio de Transporte de la Nación. Con la nueva suba, el pasaje quedaría en 65 ó 70 pesos. 

Ante esta situación, piden la convocatoria a paritarias, aún cuando Nación estableció un piso del 15% al aumento. “Hoy, un patrón (es decir, conductor de la lancha) cobra 22 mil pesos y lo llevaríamos a 25 mil”, dijo en diálogo con La Mañana.

Seguridad

 
Más allá de esto, Vallejos Pitoni planteó una situación preocupante, ya que algunas de las empresas que prestan servicio figuran como dadas de baja en ANSeS y no estarían haciendo los aportes previsionales. Así, dijo, que “hay dos trabajadores que no se pueden jubilar pese a haber llegado a la edad para hacerlo”, planteando la posibilidad de que las empresas estén reteniendo ilegalmente esos aportes.

La Comisión Directiva del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Cabotaje Marítimo viene trabajando hace cuatro años para asegurar que todas las empresas estén reguladas e inscriptas como tales. 

En este sentido, dijo que en Formosa, el servicio es brindado por “entre cinco y nueve empresas”, porque algunas de ellas habrían formado una sociedad. Sin embargo, tres empresas no figuran como inscriptas a nivel nacional y, de todas maneras, diariamente cruzan al Paraguay con pasajeros, facturando “entre 120 mil y 240 mil pesos mensuales por cada lancha”.

Los trabajadores exigen que se entregue a los pasajeros el ticket como comprobante de pago y que se cuente con el seguro, algo que existe en el resto del país. “Seguramente, la AFIP estará encargada de exigir a las empresas que emitan el boleto seguro por pasajero. Cuando uno aborda una lancha hacia Alberdi, sube a un artefacto naval que tiene un responsable: el armador, que tiene que tener el teléfono de una ambulancia y el seguro visible para que el pasajero viaje tranquilo”, remarcó.

Esto aún no se logra y depende de las cinco inspecciones que debe hacer la Prefectura, de las cuales resultará un plan de contingencia que tiene que incluir el nombre del seguro, sostuvo Vallejos Pitoni.

“Hasta ahora, el ticket comprobante no está”, insistió, para luego pedir a las autoridades correspondientes verificar los seguros para el personal y los pasajeros de cada lancha.

¿Qué pasaría si en esta situación, una lancha se hundiera o tuviera algún problema?”, consultó La Mañana. “Si eso pasara, nos veríamos en figuritas”, dijo Vallejos Pitoni, agregando que es justamente por ello que piden a las autoridades verificar y regularizar el sistema de traslados.
“Dependemos mucho de la Prefectura Naval Argentina, porque es la que tiene que velar por la seguridad del pasajero y lo está cumpliendo. Por eso, le pedimos al nuevo jefe (Juan Carlos Roleri) que revise las libretas de embarque, las habilitaciones y no permita que trabajen las personas que no están habilitadas ni capacitadas. De lo contrario, estaríamos siendo cómplices del trabajo en negro”, concluyó.