En el año 2017 y por primera vez, la producción porcina del país superó los seis millones de cabezas faenadas, alcanzando una producción de 566.084 toneladas res con hueso, representando un aumento interanual del 8,4 %. El consumo por habitante superó los 14 kilos, lo que significa un crecimiento interanual del 9,1 %. En lo que respecta al mercado internacional, las carnes y subproductos porcinos también experimentaron un incremento que alcanzó al 56,3% (3.596 tn res con hueso).

Asimismo, en los últimos 5 años la faena porcina pasó de las 3,818 millones de cabezas a las 6,422 millones (+68 %); la producción en toneladas res con hueso aumentó un 70 % y el consumo lo hizo en un 64 %, al pasar de 8,5 kg/habitante/año (2012) a superar los 14 kg/habitante/año (2017).