El caso salió a la luz en las primeras horas de ayer, cuando la víctima de 32 años buscó ayuda al personal policial de la guardia en la Terminal de Ómnibus de la capital provincial. 

Según denunció la mujer, radicada en el interior de la provincia, en el mes de diciembre se habían contactado con ella desde la mencionada provincia ofreciéndole un trabajo. 

Una señora de la que al momento no se saben mayores datos le dijo que le iba a pagar 8000 pesos para cuidar a un hombre mayor, por lo que decidió aceptar y embarcarse hasta allá. 

La misionera se fue con su hijo de 4 años el 23 de diciembre, pero antes de llegar a destino las condiciones cambiaron y - siempre según lo que denunció - empezó su pesadilla.

La misma contratista la llamó y le dijo que su hijo la iba a pasar a buscar porque ella no podía hacerlo. 

Es así que Andrés Marcelo P. (41) la esperó y llevó hasta una vivienda, donde no había personas que cuidar, ni algún otro trabajo. 

En ese lugar el hombre la tuvo cautiva durante doce días, sometiéndola sexualmente durante toda la estadía. 

Según explicó la víctima, durante esos días el hombre "se enamoró de ella" y mediante eso logró convencerlo de hacer un viaje nuevamente a Misiones. 

El hombre accedió y el 3 de enero partieron para la tierra colorada en un colectivo de larga distancia. En Chaco ella dio aviso al chofer de su situación y este le aconsejó que haga la denuncia en Posadas. 

Una vez en destino, y cuando el señalado notó lo que estaba pasando, escapó del lugar. Sin embargo, los efectivos fueron pacientes y esperaron hasta el mediodía, cuando intentó volver a su casa, y lo agarraron. 

Interviene en el caso el Juzgado de Instrucción Seis, a cargo del juez Ricardo Balor.