Una joven obereña se presentó ante la Comisaría de la Mujer y denunció que en horas de la madrugada se encontraba durmiendo en su casa y se despertó al sentir que era abusada, al tiempo que comprobó que su pareja dormía frente suyo, en la misma cama.

Entre sorprendida y soñolienta, la mujer reaccionó y empujó a la persona que la estaba sometiendo, quien cayó al suelo y rápidamente se reincorporó y salió corriendo. 

Según declaró la presunta víctima, el agresor era un hombre y logró reconocerlo como un asiduo cliente del comercio donde trabaja. 

El sujeto escapó corriendo y salió de la vivienda por la misma ventana por la que habría ingresado, la que esa noche quedó sin traba, tal como reconoció la denunciante en sede policial.

El hecho se registró el último domingo, alrededor de las 5, en una vivienda de calle Haití de la localidad de Oberá. La presunta víctima que al momento del hecho se hallaba descansando con su pareja. 

Por los dichos de la joven, el pervertido ingresó a la casa por una ventana del cuarto, se metió en su cama, le quitó su prenda íntima y logró someterla sin que ninguna de las dos mujeres que compartían la habitación haya escuchado nada. 

Si bien el momento fue traumático al extremo, la dueña de casa mencionó que logró reconocer al abusador y lo nombró por su apellido, agregando que era cliente del comercio donde trabaja como carnicera. 

Con ese y otros datos recepcionados en las horas posteriores, el personal policial inició las tareas de investigación para dar con supuesto autor del hecho. Fue así que se estableció que reside en San Miguel y trabaja como albañil.

De esta manera, ayer por la mañana lograron detener a Alfonso M. (38) cuando se hallaba trabajando en una construcción en el barrio 70 Viviendas de Villa Lindstrom. El acusado no ofreció resistencia. 

El procedimiento se concretó por orden del Juzgado de Instrucción Dos. 

El sospechoso fue revisado por el médico policial y luego quedó alojado en la comisaría de la localidad de San Martín, dependencia que en las últimas semanas fue destinada para resguardar a los acusados por delitos contra la integridad sexual y violencia de género. 

Preventivamente, la causa fue caratulada como abuso sexual con acceso carnal. 

En tanto, tal como indica el protocolo para este tipo de casos, la víctima fue asistida en el hospital Samic, donde le suministraron el kit de profilaxis para evitar embarazos no deseados, contagio de VIH y otras infecciones de transmisión sexual.