Según estiman los propietarios del negocio y los investigadores que están a cargo del caso, más de un delincuente habría ingresado al lugar durante la madrugada del domingo y, quienes lo hicieron, sabían con exactitud el lugar donde se encontraba la caja de seguridad. 

El hecho delictivo tuvo lugar en el supermercado Okidala, ubicado sobre la avenida San Martín, en el kilómetro 4 de esta ciudad.

Según las primeras pericias efectuadas por parte de la división Criminalística de la Unidad Regional III, los ladrones violentaron primero una puerta ubicada en la parte trasera del terreno. 

Una vez dentro, fueron hasta una de las oficinas y tras llegar a un sector donde existe una pared de machimbre forzaron y sacaron la caja fuerte del comercio. 

En diálogo con la radio Stop de Eldorado, Carolina, una de las empleadas del supermecado comentó que se percató del robo cerca de las 7.40 de ayer, al notar el desorden que había en el sector de administración. 

Ya con la sospecha de un atraco, se dirigió hasta el lugar donde estaba encastrada la caja de seguridad sobre una pared de madera y en donde estaba guardada la recaudación del fin de semana. 

“A eso de las 7.40 me dirijo a la oficina, la puerta estaba abierta. Quienes entraron se llevaron la caja fuerte con toda la recaudación del sábado y domingo”, dijo Carolina. 

Y luego añadió: “Ya se realizó la denuncia. Los sujetos ingresaron por la parte de atrás del supermercado, pasaron por el sector de la carnicería... la caja estaba contra una pared de madera y lo teníamos para nuestro control”. 

Por otro lado, la mujer confirmó que la caja era de hierro, que la combinación para acceder a la misma es con llave y que sería de unos 20 por 20 centímetros, con un peso cercano a los diez kilos. Carolina también manifestó que en el hecho debieron intervenir varias personas porque el peso de lo que se llevaron es considerable y un ladrón no pudo hacerlo solo.

“No tenemos cámaras ni seguridad en el lugar. Como se encontraba en sector de madera no quedó huellas, sí en la CPU de donde efectivos de la Policía pudieron levantar algunas huellas. Nadie sabía que esa caja fuerte estaba ahí, sólo los empleados”, cerró la mujer. 

Hasta ayer por la noche distintas dependencias policiales de Eldorado continuaban recabando datos en torno a la identificación de posibles sospechosos en el robo.