La Justicia determinó que el Estado mendocino indemnice con $350.000 a un homicida

La Justicia determinó que el Estado mendocino indemnice con 350 mil pesos a un múltiple homicida por "daños físicos y agravio moral" recibido durante su estadía en la cárcel.

Se trata de Enrique Hugo Montuelle Masmouk, de 38 años, quien purga condena en el penal de Boulogne Sur Mer por distintas causas, entre ellas tres asesinatos. 

El fallo fue dictado por la Tercera Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Minas, de Paz y Tributario, compuesto por Gustavo Alejandro Colotto, Graciela Mastracusa y Sebastián Márquez Lamená. 

En un primer momento, Montuelle había pedido 700 mil pesos pero el juez Darío Penisse se lo negó, ya que consideró que el hombre se drogaba tiempo antes que ingresara al penal, por lo que “nunca se adaptó al régimen penitenciario” debido a su “personalidad antisocial, conducta violenta y desbordes impulsivos”.

No obstante, el homicida obtuvo la mitad del monto inicial, que consta de 150 mil pesos por daños físicos y 200 mil pesos por agravio moral, que el Estado mendocino deberá pagar en los próximos 10 días.

El origen de la demanda es de 2013, cuando Montuelle sufrió graves heridas durante una pelea con otros internos en el penal Boulogne Sur Mer, por lo que debieron extraerle el bazo.

De acuerdo al criterio de los jueces, este inconveniente de salud “trae consecuencias como la predisposición a sufrir cuadros infecciosos respiratorios” y “le compromete los miembros superiores e inferiores”.

Entre los argumentos, se hace referencia a que el homicida “carece de las condiciones mínimas de un establecimiento penal según Amnistía Internacional”, lo que se interpreta como “un ataque directo a su dignidad”.

En consonancia con estos criterios, el fallo apunta contra el Estado provincial, ya que los jueces entienden que es su obligación bregar por el resguardo de la vida de la persona.

Otra justificación se refiere a lo dispuesto por la Corte Interamericana de Derechos Humanos que señala que “quien sea detenido tiene derecho a vivir en condiciones de detención compatibles con su dignidad personal y el Estado debe garantizarle el derecho a la vida y a la integridad personal”.

Por otra parte, los magistrados aseguran que el asesino padece severos problemas patológicos de orden psicológico por pasar “13 años de encierro en malas condiciones ambientales, en aislamiento, con varios hechos de autoagresión y heteroagresión”.

Además de los 350 mil pesos con los que el Estado provincial deberá indemnizar al asesino, también deberá destinar otros 150 mil pesos a los honorarios de los abogados y 21 mil a los peritos médicos que intervinieron.

El historial de crímenes del beneficiario se remonta a 2004, cuando descuartizó a un preso en el predio de Boulogne Sur Mer para luego repartir su partes en distintos sectores del establecimiento penitenciario. Dos años más tarde, el hombre, junto a otros cinco internos, mató a dos reclusos. 

Por el primer asesinato, Montuelle fue condenado a 21 años de prisión como partícipe primario del hecho, mientras que en 2010 recibió la pena perpetua por homicidio agravado por ensañamiento.

En diálogo con Cadena 3, el subsecretario de Justicia de Mendoza, Marcelo D'Agostino, afirmó que en el Gobierno provincial reina "la sorpresa y la indignación" por el fallo.