Danilo Chiapello

 

Otro preocupante robo a una casa de familia en la ciudad de Santa Fe. En esta oportunidad, ocurrió en el norte de la capital provincial, concretamente en un domicilio de calle Ayacucho al 3000, de barrio Transporte.

 

De acuerdo el relato de Ariel (40), dueño de casa, a El Litoral, tres sujetos con el rostro semi cubierto con pañuelos, y uno de ellos armado, ingresaron a la vivienda y maniataron a toda la familia. Los delincuentes, encerraron en un baño al hombre, su madre (una persona mayor) y a un hijo de 15 años; mientras que la esposa y otro nene (3) en un dormitorio.

 

La violenta secuencia continuó con el hostigamiento al morador y el reiterado pedido de dinero originado en una presunta venta inmobiliaria. “Tenían un dato equivocado porque no vendí ningún terreno”, dijo la víctima a El Litoral. Lejos de deponer su actitud, los malhechores amenazaron de muerte a uno de los menores y, como si fuese poco, le pegaron un “culatazo” al dueño de casa, lo que le provocó un corte en el cuero cabelludo.

 

Una pesadilla de 40 minutos

 

Al no conseguir su cometido, los ladrones comenzaron a revolver la casa. Estuvieron unos 40 minutos y finalmente se hicieron de dinero en efectivo (no el monto que buscaban), de teléfonos celulares y una tablet. Como dato, también se conoció que se llevaron dos pelotas de fútbol pertenecientes al chico más pequeño.   

 

Foto: Danilo Chiapello

 

Escape

 

 

Con la familia atada y encerrada en las mencionadas habitaciones de la vivienda, los ladrones se fueron por la puerta del frente y cerraron con llave. Distintas versiones indican que, al parecer, un vehículo los estaba esperando en una esquina y lo utilizaron para escapar.

 

La triste secuencia para esta familia terminó cuando lograron llamar a la policía y el dueño de casa debió ser trasladado al hospital José María Cullen, donde recibió la atención de rigor por el corte en la cabeza.