Ante una crecida “descomunal” del río Pilcomayo, de la que no se recuerda otra similar en el extremo oeste, el Gobierno provincial mantiene una asistencia integral a las familias afectadas. Más allá de esto, al planificar el futuro, evalúa si estas personas deben regresar al lugar donde habitaban, dado que se observa un cambio en la dinámica del río.


Así lo certificó el ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, Jorge Abel González, señalando que “hay riadas importantes bajando de territorio salteño que están activando cañadas como La Rica y anegando campos productivos”

Esto se está dando en zonas cercanas a comunidades como El Chorro, Lote 8 y otras, lo que hizo que se deba atender otros frentes en esta crecida, que los mismos lugareños ya entrados en años exponen no recordar, al menos en las últimas décadas, de algo similar.

Se mantiene la asistencia integral de las familias que fueron relocalizadas transitoriamente en el centro “Solidaridad” y en otros sectores cercanos. A cada familia se le brinda la asistencia nutricional, sanitaria, educativa, y en todo lo necesario como el primer día. “Incluso, con el correr de los días y por supuesto con la colaboración de la gente, se fue optimizando todo el modelo diseñado”, significó.

El propio ministro indicó que ya trabajan en “el día después de mañana”, adelantando que evalúan si las familias deben regresar al mismo lugar donde habitaban o serán relocalizadas definitivamente en otro sitio.