La ciudad se vio afectada nuevamente este sábado por la lluvia caída desde el mediodía, que según los registros del Comando Radioeléctrico de la Policía, hasta las 17 había alcanzado los 65 milímetros. 


Asentamientos informales, como en el barrio San Juan I, quedaron totalmente bajo agua y la gente en las casillas perdió gran parte de sus pertenencias. El centro también se vio anegado, así como sectores de la ciudad donde esta problemática es frecuente cada vez que llueve como este sábado.

En las redes sociales se vio a automovilistas que consultaban sobre sus chapas patentes, perdidas por la fuerza del agua acumulada en calles y avenidas, y, por otra parte, otros daban cuenta del hallazgo de estas placas. Sobre la avenida Néstor Kirchner, muchos optaron por estacionar sus vehículos sobre la plazoleta o correrse hacia sitios un poco más altos, porque la calzada estaba totalmente inundada.

También llamativa fue la situación de la intersección de Napoleón Uriburu y Deán Funes, donde el agua llegaba casi a la cintura de una persona y una motocicleta ya no puso seguir su marcha, según imágenes compartidas con La Mañana.

“La cantidad de agua caída superó la capacidad de los desagües. Muchos autos se quedan en zonas más altas porque las calles y avenidas están cubiertas de agua”, comentó un lector a este diario.

Una mujer, por su parte, responsabilizó de la situación a los propios vecinos, asegurando que “cuando dejen de tirar basura, botellas a la calle y limpien sus frentes”, ya no se verá un escenario como el registrado este sábado