a cadena de supermercados Carrefour Argentina presentó el jueves ante el Ministerio de Trabajo de la Nación un proceso preventivo de crisis, con el objetivo de "encontrar soluciones para garantizar la sustentabilidad de sus operaciones en Argentina", argumentando que sufre pérdidas desde hace tres años. El hecho generó preocupación, ya que la empresa emplea a unas 16.000 personas a nivel país, además de los puestos de trabajo relacionados a las áreas de limpieza, seguridad, transporte y administración, que podrían ver afectada su fuente de empleo. En este marco, el subsecretario de Asuntos Internacionales de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys), Mario Amado, advirtió que "2.700 trabajadores de la compañía en todo el país podrían perder su empleo", además de "reducirse en un 20% el salario de los que quedan".

 
El dirigente recordó que en los últimos años ya se cerraron 11 locales en distintas provincias. En Entre Ríos, la empresa de origen francés cuenta con 12 sucursales: nueve en Paraná, con 245 empleados en total vinculados al comercio; dos en Concordia, con 140 trabajadores; y una en Gualeguaychú, que emplea a alrededor de 70 personas.
 
Los referentes del sector afirman que hasta el momento no se produjeron despidos, ni suspensiones o reducciones de trabajo. No obstante, manifestaron su inquietud. El secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Paraná, Daniel Ruberto, señaló a UNO que en el gremio no se vieron sorprendidos por esta información, y comentó: "La empresa Carrefour presentó un proceso preventivo de crisis y esto de alguna manera es para tratar de recomponer sus finanzas. Ellos dicen que hace tres años que tienen pérdidas, que pagan muchos sueldos, que cuentan con más sucursales y más personal que los que deberían tener, y en base a eso presentan una propuesta".
 
Lo que ocurre, con la baja del consumo, es que estas compañías, que son grupos de inversores, se retiran de la Argentina. Ya pasó en los últimos años con otras empresas, como American Express". Ruberto recordó que a nivel local la compañía hace tres años que ofrece un programa de retiro voluntario a sus trabajadores: "Si bien no es un despido, esto siempre genera una pérdida de un puesto de trabajo, pero quien recurre a esta opción es alguien que se siente más capacitado, o tiene un oficio u otro trabajo", dijo, y destacó que hasta ahora la compañía cumplió con los créditos indemnizatorios, aunque aclaró: "No quiere decir que no estemos en alerta". En este contexto, el Sindicato convocó a una reunión de delegados ayer a las 18, para informar las cuestiones legales de este tema.


 
Diario UNO  @UNOentrerios
 
 

Carrefour solicitó un procedimiento preventivo de crisis. La cadena francesa de supermercados está hace 36 años en el país y tiene 500 sucursales. La medida llega luego de tres años de pérdidas, según la empresa >>> https://bit.ly/2GBovln  

 
 
 
"Seguramente habrá reuniones a nivel nacional y acá, si la gente lo decide, haremos asambleas", aseguró, y resaltó: "A lo que apuntamos primero es a defender la fuente laboral, y en el caso de que haya despidos o se realicen retiros voluntarios, que se pague al trabajador el 100% de la indemnización que le corresponde. Si se cierra o se achica una sucursal, exigimos que se ubique al personal en otras". Por su parte, Juan José Simonetti, secretario general del Sindicato Empleados de Comercio de Concordia, dijo a UNO que hace tiempo que se viene hablando del tema y que ya hubo previamente reuniones entre la empresa y la Faecys. "Acá hemos hablado con el personal y también con el gerente, y al día de hoy no hay posibilidad de despidos, sí podrían aceptar los retiros voluntarios que se están solicitados desde hace algún tiempo de parte de unos cinco trabajadores", dijo, y aclaró que son retiros que piden por distintos motivos, sin mediar presión de la compañía en esta decisión, que les abona el 100% de indemnización en esos casos. Simonetti recordó que en su localidad hay una sucursal de grandes dimensiones, que emplea unas 100 personas, y un Carrefour Express, donde trabajan casi 40.
 
"Acá las ventas en ambos locales están bien. Es cierto que no se da el resultado de años anteriores, cuando se duplicaron las metas de la empresa, pero todo el comercio está pasando una situación bastante complicada y obviamente una merma en las ventas es la principal causante de los problemas que hay. No hemos tenido en el sector comercial de Concordia despidos masivos, pero sí se ve esta cuestión de un menor consumo". En tanto, Hugo Bruzzoni, subsecretario del Sindicato de Empleados de Comercio de Gualeguaychú, también manifestó que es un tema que se viene abordando hace meses con la Faecys: "Hace unos meses se reunieron los CEO de Carrefour con el subsecretario general, Armando Cavalieri, y con miembros del Consejo Directivo, y plantearon lo que ahora se conoce en los medios. Ya en ese momento desde la empresa manifestaron que tienen 16.000 empleados en el país y quieren deshacerse de 3.000, cuestión que desde la Federación rechazaron y les exigieron que si efectivamente están en crisis se presenten a un proceso preventivo, que conlleva que deben probar esta situación". Bruzzoni descartó que vaya a haber despidos en la sucursal de su ciudad y explicó: "Para que no sea tan doloroso, en lugar de un despido ofrecen los retiros voluntarios. En Gualeguaychú son cerca de 70 empleados de comercio en esta compañía, además de la gente que hace la limpieza y la custodia de la seguridad privada que tienen. Se anotaron seis compañeros para el retiro y significa el 10% del personal. Con esto ya se redujo la planta y la sucursal no resiste que echen más gente, porque se resiente el sistema de atención".
 
Asimismo, desconfió: "Carrefour dice que perdieron plata y presenta una planilla ilegible para que se les crea, pero los trabajadores de Gualeguaychú dicen que acá se está trabajando muy bien. Lo que más preocupa es que a nivel de las grandes ciudades y de Capital Federal se habla de numerosos despidos e incluso del cierre de algunos híper o mayoristas". Tendencia Ruberto reflexionó que la reducción del consumo impacta en todo el sector del supermercadismo de grandes superficies a nivel nacional, y sostuvo que en el caso de Carrefour también existe "una falta de estrategias exitosas de ventas", cuestión que se agravó con la instalación de otra cadena que en Paraná emplea a 110 trabajadores y también tiene muchos franquiciados. Otro punto que analizó, fue que el comercio electrónico viene generando pérdidas de fuentes de trabajo, y se está viendo de manera incipiente en Paraná cómo se está incorporando esta opción.
 
"Estas fuentes de trabajo también se pierden por decisiones del gobierno, que ve como algo bueno el uso de la tecnología, pero hay que contemplar adónde va a trabajar la gente cuando desaparecen estos puestos". Vemos complicado el empleo en el supermercadismo, porque hay cambio de hábitos, la gente con su celular pueden hacer compras y prefiere ocupar el tiempo en su casa; además, los aumentos de los servicios como gas y luz han hecho que el consumo se reduzca", dijo a modo de conclusión.