La Justicia pidió el desafuero y detención de la diputada nacional de Cambiemos, Aída Ayala. La medida la tomó el fiscal federal de Resistencia Patricio Sabadini, en el marco de la ampliación del requerimiento de instrucción que elevó a la jueza Zunilda Niremperger.

El dictamen de Sabadini acusa a la legisladora nacional de Cambiemos por los delitos de lavado de dinero, negociaciones incompatibles con la función pública y enriquecimiento ilícito, entre otros, informó el sitio Parlamentario. En la causa actualmente están detenidos el sindicalista Jacinto Sampayo; su hijo, Facundo, y los empresarios Carlos Huidobro y Alejandro Fischer.

Peso político. Aída Ayala no es una diputada más dentro de la estructura de Cambiemos. Fue intendenta de Resistencia, candidata a gobernadora del Chaco y electa diputada nacional en las elecciones de 2017. En la actualidad preside la Comisión de Economías Regionales y es una de las principales candidatas que tiene el presidente Mauricio Macri para cubrir la gobernación en 2019. El 6 de abril la Justicia allanó un local de Cambiemos por la investigación de la causa PIMP SA (empresa a cargo de la recolección de residuos).

Ese día, la diputada señaló: "Está bien que la Justicia investigue". "Tenemos que estar todos a derecho y allanar los caminos a la investigación”, siguió. Sin embargo, al continuar las preguntas su tono fue cambiando y terminó remarcando que “es llamativo que allanen una línea interna de la UCR”. Para Aída, “si quieren saber cuál es la historia de las empresas Tecmasa o Pimp, tienen que allanar la Municipalidad de Resistencia donde está toda la historia de la obra pública o el gobierno de la provincia”, aclaró al justificar su respuesta. PERFIL intentó comunicarse con la diputada pero no hubo respuesta. Según pudo saber este medio, emitirá un comunicado para dar a conocer su versión del caso.