Dos agentes de la Policía de Córdoba lograron salvar a una pequeña de un año y medio que no podía respirar. 

La madre de la niña, cuya vida estaba peligrando, fue a solicitarle auxilio a los policías que se encontraban en un puesto de control de barrio Mercantil donde le hicieron las tareas de reanimación.