En esta etapa las obras están volcadas en la pista de aterrizaje. Estaba previsto como parte de la operatoria la reducción de la cantidad de vuelos ya que dos compañías no volarán la ruta aérea ante la falta de convenios con líneas aéreas Brasileñas que puedan ofrecer el servicio de Check-in para los vuelos. 

Hasta el día sábado 14 vuelos arribaban a Iguazú, desde este domingo solamente 8 vuelos, es decir que prácticamente la cantidad de pasajeros se reduce a la mitad.
Otro de los detalles no menores es que todos los vuelos tienen tratamiento internacional y todos los turistas particulares extranjeros que no posean Visa deberán aterrizar en el aeropuerto de Posadas y desde allí trasladarse por su cuenta a la ciudad de las Cataratas.

Se supo que desde la Dirección de Migraciones han planificado un sistema, reforzando el sector de casillas de ingreso para los transportes de turismo para agilizar el ingreso de los turistas que arriban al destino en avión.

Cabe destacar que todos los vuelos que arribaron a Foz do Iguazú lo hicieron en horario sin mayores complicaciones.