En la mañana de hoy ya nos hemos interiorizado de los trámites procesales que debo realizar y ratifico que vendré todas las veces que sean necesarias cuando la justicia lo requiera.
 

Estoy tranquila, todos me conocen, saben que soy una servidora pública, los únicos bienes que yo tengo son la honestidad y mi familia. La verdad siempre va a triunfar.
 

No es un momento agradable de pasar, más cuando uno siempre hizo de la transparencia su modo de hacer política, pero estoy acompañada por mi familia, en ellos encuentro mi fortaleza, también me siento acompañada por la militancia de mi espacio político, y tengo la confianza, como en anteriores oportunidades que fui atacada injustamente, que superaremos esta situación.