Cuatro delincuentes fueron detenidos en la madrugada de este jueves en La Matanza, Buenos Aires, luego de una cinematográfica persecución que incluyó un nutrido intercambio de disparos.

Los malvivientes se conducían en un automóvil Peugeot 308 de color blanco en cuyo interior se secuestraron armas de guerra de grueso calibre.

Fuentes policiales indicaron que en poder de los ladrones se encontraron un FAL con dos cargadores completos, una ametralladora y tres pistolas 9 milímetros.

Además se hallaron capuchas, precintos, una placa de Gendarmería, teléfonos celulares y una gran cantidad de dinero en efectivo en moneda nacional y dólares.

La persecución se inició en la intersección de avenida de Los Corrales y General Paz, y culminó en esa arteria, esquina Segurola.

Según señaló en rueda de prensa el jefe de la Policía Federal Néstor Roncaglia, la persecución comenzó cuando efectivos "observaron un vehículo con las luces apagadas y en actitud sospechosa".

"El móvil policial los siguió con luces y sirenas y, ante la negativa de la voz de alto, en Segurola y la colectora se bajaron dos personas y comenzaron a disparan con una ametralladora y pistola", sostuvo el funcionario policial.

"El personal repelió la agresión y luego de un violento tiroteo los delincuentes se entregaron sin que se registraran heridos", agregó.

Informe de Ariel Rodríguez.