El director de la clínica Fitz Roy, Mario Shusterhoff, confesó que ya le comunicó a la sargento Rocío Villarreal, los daños que presenta en su médula.

El facultativo admitió estar sorprendido por el ánimo con el que la joven, de 25 años, mostró a la hora de recibir la triste noticia.

"Se le explicó. No se le aseguró nada sobre el futuro, ya que es incierto. Se le comunicó que iba a ser un larguísimo tratamiento, con esfuerzo y confianza", indicó.

"Estoy asombrado de cómo recibió todo esto, lo colaboradora que es. Ni me imaginé -su reacción-, me eomocionó", continuó.

"Tiene una familia excelente y me dijo una frase que es para destacar: 'Doctor no se preocupe, lo importante es que estoy'. Es un apoyo a nosotros, más que nosotros a ella", agregó el director médico.

Rocío Villarreal sufrió "un daño importante" en su médula, aunque "no total", luego del impacto de bala que recibió de parte de uno de los delincuentes que copó la comisaría en San Justo, Buenos Aires, para liberar presos.

Informe de Orlando Morales.