Un día después de anunciar que Argentina pedirá ayuda al Fondo Monetario Internacional (FMI), el presidente Mauricio Macri viajó a Mendoza para reunirse con el gobernador Alfredo Cornejo , y reivindicó su gestión al afirmar que "por este camino" el país va hacia "un futuro mejor".

"Vale la pena el esfuerzo que estamos haciendo, esto va en serio. Hay un camino con obstáculos, pero es el camino del que con el esfuerzo personal nos va ir mejor a todos. Por este camino vamos a un futuro mejor para los argentinos, por eso sé que cuento con ustedes", remarcó el jefe de Estado. Sin mencionar directamente el acuerdo con el FMI, afirmó: "Vamos a seguir trabajando con convicción para que este sea una camino para una Argentina más justa y con más oportunidades para todos".

Macri viajó a la provincia cuyana para inaugurar junto a Cornejo un nuevo centro de entrenamiento policial en la localidad de Maipú, y además entregó de forma simbólica dos chalecos de bala femeninos a dos agentes mujeres, de un total de 1.000 adquiridos por Mendoza.

Al inaugurar el Centro de Entrenamiento Policial General Don José de San Martín, Macri sostuvo: "Necesitamos que tengan todas la herramientas, para poder dar batalla al narcotráfico, este flagelo que afecta a todas las familias. Esto es construir un país sobre bases sólidas, sin atajos, sin parches".

"Eso es hacer buena política, es cuidar a la gente, con obras que ahora empiezan y terminan", señaló el Presidente.

Por su parte, Cornejo destacó: "Cuando asumimos habían solo 1.500 chalecos y estaban vencidos, para 10.000 policías. Tenían que prestarse el chaleco unos a otros. Hemos comprado los chalecos de mejor calidad que existen en la Argentina, para armas de grueso calibre, y tenemos equipados a más de 6.000 efectivos y queremos llegar a fin de año con todos los chalecos".

En el tramo más político de su discurso, remarcó que "eficiencia en el gasto es lo que se necesita en la Argentina, y en Mendoza también", además de "recuperar la cultura del trabajo".