El europeo fue contundente y ganó 6/1 6/2 en poco más de una hora de juego. Tanto en Madrid como en Roma, Mayer se había mostrado centrado y certero, jugando en un nivel alto, lo que le permitió ganar buenos partidos.

 

Pero hoy las cosas no salieron ante un Goffin que fue un paredón devolviendo todo hasta desesperar al correntino, que como sabemos, la paciencia no es su principal virtud. Si Mayer no metía el primer saque, el belga presionaba mucho desde la devolución (5/5 ganó sobre el segundo saque del argentino en el primer set) y allí complicaba la estrategia del argentino.

 

Goffin ahora espera por el local Marco Cecchinato o el uruguayo Pablo Cuevas. En tanto que Mayer tendrá todavía el dobles junto a Juan Martín Del Potro.