Los choferes de colectivos urbanos nucleados en la Unión de Conductores de la República Argentina iniciaron a las 14 horas un paro de actividades por tiempo indeterminado en represalia por el despido de diez empleados por parte de la compañía prestataria Crucero del Sur. La empresa tomó esta decisión luego de los incidentes que se produjeron durante la medida de fuerza desarrollada por 48 horas en el mes de marzo.


Al ser consultado sobre este tema, el delegado local de la UCRA, Ramón Rolón, aseguró a La Mañana que es “falso” que los trabajadores que protestaron en marzo hayan causado heridos y que Crucero del Sur “quiere despedir a toda persona que reclame por sus derechos”.