l llanto del chiquito podía escucharse desde calle Uruguay", dijo a UNOun testigo de la situación. Este miércoles por la mañana un niño pequeño, solo, mirando desde un balcón en peatonal San Martín de Paraná (arriba de un local de venta de ropa interior) y llorando desconsolado, captó la atención tanto de los viandantes como del efectivo policial que se encuentra apostado a escasos metros del lugar.
 
La imagen, lamentablemente, no es nueva. El 27 de marzo de 2018 Diario UNOdescribió en su edición digital una situación similar. El mismo niño, el mismo balcón y el mismo riesgo para el pequeño. Sólo que en esa ocasión el infante se encontraba tranquilo y podía explicar a quienes le consultaban que sus papás no estaban en la vivienda. Hoy lloraba sin consuelo, por eso fue descubierto.
 
 
 
Aquella vez los integrantes de la fuerza de seguridad pudieron ingresar a la vivienda, ayudados por el locador, y acompañaron al chico hasta tanto se hizo presente su papá y brindó explicaciones sobre lo sucedido. Hoy, tuvieron que recurrir a una escalera que les prestaron desde un negocio cercano al lugar y así pudieron subir hasta el balcón y contener al niño. La gente que se concentró en la vereda aplaudió enérgicamente la actitud de los uniformados y repudió la de los padres.
 
 
TE PUEDE INTERESAR >>>>> Paraná: Niño sólo asomado a un balcón, generó revuelo en la Peatonal
 
Una vez más la suerte acompañó a la criatura, aunque la angustia le durará por un buen rato. El padre fue quien, otra vez se hizo presente, y "le cerró la puerta en la cara a los policías cuando le consultaron el parentesco", según contaron.