Con la Resolución N°663 el intendente Eduardo Tassano autorizó el pago de $17.149.500 a la empresa Forever Pipe por inspección televisiva de tuberías. La empresa es propiedad de la familia Caputo, muy cercanos a Mauricio Macri. Cuando el Presidente era Jefe de Gobierno porteño, Forever Pipe le facturó $100 millones a la CABA. Ahora la firma también les vende obras y servicio a gobiernos de Cambiemos como La Plata, Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires; las empresas estatales AySA, Aguas Bonaerenses y otras. En Corrientes primero pagaron los $17,2 millones, tres meses después armaron un pliego de condiciones y un contrato.

 

El famoso Plan Hídrico, con el que prometieron construir 55.000 metros de redes pluviales, fue la principal oferta que Cambiemos hizo en campaña y probablemente es la promesa que convirtió a Eduardo Tassano en Intendente durante la elección de junio de 2017, que se realizó en un contexto de lluvias extraordinarias que hacía décadas no padecía Corrientes.  

 

A cinco meses de iniciada la nueva administración comunal y con grandes recortes de inversión anunciados, por ejemplo, en la construcción de nuevas cuadras de pavimento; el Plan Hídrico es hoy la única acción en obra pública que Cambiemos realiza en la Capital.

 

 

El Plan Hídrico se convirtió incluso en motivo de celebraciones de los principales funcionarios ante jornadas de apenas 33 milímetros de lluvia, y es eje de importantes campañas publicitarias emitidas por el Municipio.

 

Cambiemos le da tanto valor político al Plan Hídrico de la Ciudad de Corrientes que para su lanzamiento vinieron ministros nacionales de primera línea como el Jefe de Gabinete Marco Peña (https://bit.ly/2EeMhhT); el Ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio (https://bit.ly/2I2hI52), el titular del Plan Belgrano Carlos Vignolo y muchos otros.

 

Ahora, varias normas de la Municipalidad develan por qué tanto interés político y comunicacional de las altas cúpulas de Cambiemos por el Plan Hídrico de la Ciudad de Corrientes.

 

 

Una de ellas es la Resolución N°663 del 16 de abril de 2018 publicado -con mucho retraso-en el Boletín Oficial 2.983 y blanquea un millonario contrato entre la Comuna capitalina y una de las empresas de la familia Caputo; con la que sigue una misma lógica de casos similares en otras administraciones: donde hay una necesidad, nace un negocio.

 

“Aprobar la contratación a favor de la firma “Reconstrucción Caños S.A. - Forever Pipe” por un monto total de Pesos Diecisiete Millones Ciento Cuarenta y Nueve Mil Quinientos ($17.149.500), de acuerdo a lo manifestado en los considerandos”, establece el primer artículo.

 

“Autorizar a la Secretaría de Hacienda a emitir libramiento y orden de pago y a efectuar el pago correspondiente a la firma “Reconstrucción Caños S.A.- Forever Pipe” por un monto total de Pesos Diecisiete Millones Ciento Cuarenta y Nueve Mil Quinientos ($17.149.500)”,completa el artículo tercero de la Resolución N°663 firmada por el intendente Tassano, por su secretario de gobierno Hugo “Cuqui” Calvano, el titular de Hacienda Guillermo Corrales, la secretaria de planeamiento Alejandra Wichmann.

 

 

El pago sería por el servicio de teleinspección o inspección televisiva que la empresa de la familia Caputo habría realizado en pluviales de la ciudad, como parte del Plan Hídrico que está a cargo de Luís Tassano (Subsecretario de Obras Hídricas y Proyectos Especiales), primo del Intendente involucrado en graves denuncias penales por estafas; aunque ese no es el tema del presente artículo.

 

“Forever Pipe es una empresa fundada en el año 1993 por la familia Caputo, en un pueblo de Italia llamado Poviglio en la provincia de Reggio Emilia”, cuenta el presidente de la firma Darío Caputo, en la página web de la empresa.

 

El 18 de abril el diario “Hoy” de La Plata reveló en un artículo que “desde 2007, cuando Mauricio Macri era Jefe de Gobierno porteño, la firma obtuvo más de $100 millones en distintas obras públicas”en CABA (https://bit.ly/2KIn7fa). 

 

 

En sus cuentas de redes sociales, la empresa Forever Pipe se muestra muy activa con grandes negocios, por la venta de obras y servicios, al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de Horacio Rodríguez Larreta; al municipio de Vicente López gobernado por Jorge Macri, al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires administrado por María Eugenia Vidal.

 

La empresa de la familia Caputo también tiene negocios con los municipios de La Plata, Bahía Blanca, Corrientes, entre otras administraciones de Cambiemos. También le vende servicios a empresas estatales como AySA S.A. y Aguas Bonaerenses, esta última presidida por Raffaele Sardela que fue denunciado por cumplir un doble rol: titular de ABSA en el ámbito público y gente en Socma, Sociedades Macri, en lo privado(https://bit.ly/2lLwEV7).

 

 

PRIMERO PAGARON, MUCHO DESPUÉS ARMARON UN PLIEGO

 

El procedimiento administrativo con que la gestión del intendente Eduardo Tassano contrató y autorizó el pago de$17,2 millones a la empresa de la familia Caputo es, como mínimo, contradictorio y sospechoso por varios motivos.

 

Con la Resolución N°663 emitida el 16 de abril se blanqueó la “contratación a favor de la firma Reconstrucción Caños S.A. - Forever Pipe por un monto total de $17.149.500”, dice el artículo primero.

 

Recién 11 días después, el 27 de abril, emitieron la Resolución N°761 con la que establecieron un “Pliego de Condiciones” y un “Modelo de Contrato” para blanquear la contratación del servicio a la empresa de la familia Caputo.

 

 

Más revelador todavía es que tres meses antes, en enero 2018; la Subsecretaría de Comunicación de la Municipalidad emitía campañas publicitarias; artículos periodísticos e imágenes del diagnóstico por imagen que realizaban operarios de Forever Pipe (https://bit.ly/2rvH1SG,https://bit.ly/2Ia0Cht)

 

Es decir que primero -a fines de enero- la empresa de la familia Caputo comenzó a filmar los desagües. Después -a mediados de abril- con la Resolución N°663 autorizaron el pago de $17,2 millones. Y recién en tercer orden -tres meses después- con la Resolución N°663 se acordaron de armar un pliego de condiciones para el servicio que ya habían comprado.

 

Otra irregularidad es que las normas no especifican si se trató de una licitación pública, es lo que correspondería por el elevado monto; fue una compulsa de precios por invitación a empresas; o fue por simple contratación directa.

 

 

Dentro de la misma sospecha también podría habitar la respuesta: si en enero la empresa de los Caputo ya estaba prestando el servicio y recién a mediados de abril apareció un “pliego de condiciones”; como mínimo, se trata de una contratación irregular y surgen también algunas preguntas:

 

-Si fue licitación pública, cómo es posible que Forever Pipe haya comenzado a vender su servicio antes que la Municipalidad supiera cuáles fueron las ofertas más bajas, bajo qué condiciones iba a realizarse la contratación; cuáles eran los plazos para el trabajo.

 

-Si fue una compulsa de precios, a qué otras empresas invitaron; cuál fue el criterio que utilizaron para cursar las invitaciones; quién de ellas ofertó el precio más bajo; de qué manera les comunicaron a las empresas las condiciones y plazos del trabajo, para que a su vez las firmas pudieran presentar una oferta.

 

 

-El hecho de que la empresa de la familia Caputo haya comenzado a realizar el servicio en enero y recién en abril apareció un pliego de condiciones para el trabajo; es acaso la confesión administrativa de una irregularidad pasible de denuncias judiciales.

 

Este último cuestionamiento lo deberán los organismos de control correspondiente, la oposición y la misma gestión de Cambiemos que encabeza el intendente Eduardo Tassano.