Nicolás Kreclevich | area@ellitoral.com

 

Según la RAE, territorio es “el terreno o lugar concreto de un grupo, que es defendido frente a la invasión de congéneres”. Así lo toman los trabajadores informales que se dedican a cuidar autos en la ciudad. Ante la más mínima amenaza de perder el terreno que consideran propio, lo defienden a las piñas, con chuzas, a los piedrazos y la nueva modalidad: a “gomerazos”.


En la última semana se sucedieron —en distintos puntos de la ciudad— dos ataques entre grupos rivales de “trapitos” que disputaban cuadras con gran cantidad de vehículos estacionados: las del casco histórico -en el sur- y dos cuadras de Avenida Freyre, que concentran una clínica y un bar tradicional.


Peleas en el sur


“La pelea es por la antigüedad que hace que están en la zona”, dice un cuidacoches conocido por todos en una cuadra colapsada por autos estaciones, como lo es General López entre San Jerónimo y San Martín.


El último enfrentamiento, que capturó un vecino y envió las imágenes a ElLitoral.com, fue entre dos grupos. Cinco “trapitos nuevos” contra dos “que están hace como seis meses” pero son “bastantes problemáticos” y ya cuentan con más de tres entradas en la comisaría, acotó el vecino. 


Las entradas en la comisaría 1ra. —que tiene jurisdicción en la zona— son “por apretar” a los dueños de los autos. Imponen una tarifa que el conductor debe pagar si no quiere que el cuidacoches dañe el rodado o se ponga más violento y trate de herir a su cliente por no aportar a su economía.


Los proyectiles para el último enfrentamiento que se viralizó por redes sociales los sacaron de las obras que se están llevando a cabo en la Plaza 25 de Mayo y, ante la ausencia de cámaras de seguridad en las esquinas, se generó una lluvia de piedras que continuó por San Martín hasta Moreno (dos cuadras al norte).


Por la zona de la Casa de Gobierno circulan patrulleros para evitar los desmanes; cuando aparecen los efectivos, los “trapitos” se van para volver cuando el patrullaje culmine, cuentan los vecinos. 

 

El auto, mejor lejos


Otro punto caliente es Av. Freyre, en toda su extensión. Sin embargo, el epicentro para los ataques fue en su intersección con Salvador Caputto. Ahí sí hay cámaras de seguridad y en las imágenes se pudo observar cómo se peleaban dos grupos de “trapitos” arrojándose proyectiles con gomeras. 


Los comerciantes de la zona no confían en la capacidad que tienen para cuidar verdaderamente el auto; prefieren dejarlo dos cuadras hacia el oeste —en inmediaciones del Parque Garay— “donde no hay nadie”. Así se sienten más seguros y evitan sufrir los aprietes que son comunes en esta parte de la ciudad cada vez que se suben al auto después de la jornada laboral.


— ¿Son violentos?


— ...


El silencio ante la pregunta de El Litoral fue más claro que cualquier respuesta. Desprotegidos se sienten los comerciantes y ocasionales conductores que estacionan el auto en las dársenas de Av. Freyre. Los trabajadores informales están al acecho, con sus “trapitos” en la mano, sin un chaleco que los identifique y al grito de “dale, sacalo”, esperando la propina por el trabajo que realizaron.


El ritmo judicial


Muy pocos casos culminan en procesos judiciales. Cuando intervienen los efectivos policiales y detienen a los “trapitos” que no se dan a la fuga, éstos son liberados a las pocas horas por falta de pruebas de los delitos cometidos. Este miércoles, un caso avanzó en la Justicia. El fiscal Roberto Apullán solicitó la prisión preventiva para un cuidacoches que estaba frente a la Basílica de Guadalupe y con una “faca” apretó a otro para robarle la gorra. Los cargos que le dictaron fue el de “robo calificado por el empleo de arma blanca en grado de tentativa”. 


Otros casos


8 de noviembre 2017: dos cuidacoches se enfrentaron cerca de la Municipalidad. Ingresaron al Cullen con heridas de arma blanca. 


27 de septiembre 2017: cuidacoches se pelearon a las piñas “como boxeadores” en San Martín y Junín.


6 de febrero 2017: guerra “épica” en Plaza España. “Trapitos” combatieron con palos y piñas.


24 de marzo 2017: un cuidacoche apuñaló en el tórax a otro en 25 de Mayo 2700. 

 

400 cuidacoches se estima que hay en la ciudad.