El gobierno de Suecia comenzó a distribuir en casi cinco millones de hogares un instructivo para una potencial situación de crisis, catástrofe natural o guerra, en el marco de la Semana de Preparación para Emergencias que comienza el 28 de mayo. Esta medida llega en momentos en que Suecia considera unirse a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), a raíz de las incursiones rusas en su espacio aéreo y aguas territoriales en los últimos años. "Si llega la crisis o la guerra" se titula el manual que recibirán 4,8 millones de hogares antes del 28 de mayo, según la Agencia Sueca de Contingencias Civiles. "El propósito de este folleto es ayudarnos a estar mejor preparados para las consecuencias de todo, desde accidentes graves, condiciones climáticas extremas y ataques informáticos hasta conflictos militares", dice la primera página del documento. En el manual de 20 páginas, se aconseja confeccionar listas de verificación de alimentos, agua, elementos de abrigo y comunicación y se proporciona información sobre alarmas de emergencia, advertencias de ataques aéreos y localización de refugios antiaéreos. Información similar se distribuyó por primera vez en el país en 1943 durante la Segunda Guerra Mundial, con actualizaciones entregadas al público hasta 1961, en plena Guerra Fría. En veinte páginas ilustradas, el folleto enumera las amenazas a las que está expuesto el país: guerra, atentado, ciberataque, accidentes graves o catástrofes naturales. "Aunque Suecia es más segura que muchos otros países, aun hay amenazas a nuestra seguridad e independencia. Si estás preparado, estás contribuyendo a mejorar la capacidad del país para hacer frente a una gran tensión", señala el folleto. "Un conflicto militar cerca afectaría la importación de mercaderías, especialmente alimentarias, incluso aunque no se extendiese a nuestro territorio", subrayó Christina Andersson, creadora del folleto. Rusia no está citada en estas páginas pero los responsables suecos temen una agresión en caso de conflicto abierto con la OTAN para separar por vía marítima la Alianza Atlántica. Suecia, que no ha conocido un conflicto armado en su territorio en más de dos siglos, no forma parte de la OTAN, pero suscribe a la Asociación por la paz de 1994 para desarrollar la cooperación militar entre la Alianza Atlántica y los países no miembros. La amenaza que representa Rusia se vio alimentada por la incursión de un submarino no identificado en el archipiélago de Estocolmo en el otoño 2014 y varias de aviones rusos en el cielo sueco. Con el fin de la Guerra Fría Suecia redujo considerablemente sus gastos en defensa, pero la anexión de Crimea por Rusia cambió el horizonte. Esta semana, el rey Carlos XVI Gustavo y el primer ministro Stefan Lofven crearon un nuevo regimiento desde la Segunda Guerra Mundial, "una señal clara" en cuanto a las prioridades estratégicas de Estocolmo, según el ministro de Defensa, Peter Hultqvist. (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de "share" o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com