El Senado de la Nación debatirá hoy el proyecto de ley que atenúa la suba de tarifas en el servicio eléctrico. El gobernador Gildo Insfrán solicitó una medida no contemplada en la iniciativa que ya tiene sanción en Diputados: una tarifa diferenciada para las cuatro provincias del NEA que no cuentan con gas natural por red (Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones).


Así lo aseguró el ministro de Economía, Jorge Oscar Ibáñez, quien sentó posición en torno al proyecto: “Creemos, independientemente de la propuesta que está siendo analizada, que la solución es una tarifa diferenciada hasta que tengamos gas en redes. Cuando así ocurra, tendríamos la misma tarifa que el resto del país”.

Ejemplificó que si una familia, una PyMe o una industria no tienen una tarifa diferenciada en esta región del país, “seguiremos estando en un pie de desigualdad con el resto de la Argentina”.

Ibáñez advirtió que existen “empresas como AySA, que nació en la CABA pero se extendió brindando el servicio de agua potable a gran parte del conurbano bonaerense, al igual que las empresas eléctricas, que tienen subsidios millonarios del Estado. Y nuestras distribuidoras locales no”.
“Es muy injusto que el distrito más rico del país se haga cargo de las obras de las distribuidoras de agua y energía eléctrica, lo mismo que los partidos del conurbano”, sentenció el titular de la cartera económica provincial.

En este contexto, consideró que “los subsidios son una herramienta, hay que ver hacia dónde se direccionan: Se debe analizar si sus destinatarios son los más pobres o en cambio se opta por beneficiar a las grandes empresas”, y dejó en claro su opinión de que “éstos, de ninguna manera son los causantes de los problemas financieros actuales”.
 
► NOTA COMPLETA EN NUESTRA EDICIÓN IMPRESA DEL 30/05