La Justicia de Córdoba ordenó el allanamiento de una financiera que extorsionaba a sus clientes enviando falsas intimaciones judiciales.

El procedimiento dejó el saldo de dos personas detenidas y contó con la participación de Policía Judicial, Informática Forense y Delitos Económicos.

El fiscal Marcelo Fenoll informó que la investigación comenzó a partir de la denuncia de uno de los damnificados, quien recibió una intimación judicial por el cobro de una deuda en la que le advertían que iba a sufrir consecuencias penales.

“Nos pareció altamente irregular y fue confirmado al advertir la cédula apócrifa. Se realizó un allanamiento que duró muchas horas pudiendo lograr el secuestro de los sellos apócrifos y las matrices de las falsas cédulas de intimación”, precisó Fenoll a Cadena 3.

Señaló que la financiera obraba ofreciendo “pequeños créditos de devolución por cuotas diarias” a una clientela de "vulnerable".

“La clientela es gente que no puede recurrir al crédito por otras vías. Resta analizar la documentación para determinar si la financiera estaba regular o no”, indicó.

Entrevista de Fernando Genesir.