Guillermo Abratte, de la Asociación de Fabricantes de Maquinaria Agrícola de Córdoba (Afamac), advirtió en Cadena 3 la preocupante situación que vive el sector, a raíz de la sequía y de la corrida bancaria.

"Esta corrida paralizó el sistema bancario, el tema del financiamiento, el cambio de cheques y de repente no tuvimos más la tasa que veníamos teniendo ni la accesibilidad", alertó Abratte.

"Nos encontramos sin aire para continuar. Los clientes están frenados y están mirando para otro lado. Han estado juntando maquinaria y pueden esperar", explicó.

La entidad mantuvo reuniones con funcionarios el Banco Nación, en Villa María, para plantear los aspectos medulares de la "asfixia financiera" que sufre el sector.

“No hay financiamiento, las tasas son altas, no se pueden negociar valores (cheques) o se hacen a porcentajes que son  tan caros que resultan inviables. Nuestro sector necesita, sí o sí, financiamiento para operar y vender", expresaron en un comunicado.

Afamac reúne a 64 empresas socias, que motorizan las economías regionales del interior provincial y dan trabajo a 5.000 empleados de manera directa.

 Aunque Abratte reconoció que la devaluación puede significar un beneficio para el campo, porque multiplica el valor en pesos de las cosechas, indicó que lo será "siempre y cuando a la inflación no alcance a ese número del dólar, porque si lo hace se licúa la ventaja".

Entrevista de Fernando Genesir y Adrián Simioni.