Biodiesel. Desde octubre de 2017 el precio del gasoil acumula un incremento mayor al 20%, mientras que el biodiesel, que se corta al 10% en dicho combustible, tuvo una variación del 12%. Es decir, el biodiésel generó un ahorro para el consumidor de Gasoil mayor al 8%.

La decisión se adoptó mediante el decreto 486/2018 publicado hoy en el Boletín Oficial, con la firma del presidente Mauricio Macri y de los ministros Marcos Peña, Francisco Cabrera, Juan José Aranguren y Nicolas Dujovne.

La suba de los derechos de exportación al biodiésel era esperada en las últimas semanas y no está vinculada a la polémica que se desató la semana pasada sobre la posible reimplantación de ese tributo para los cereales y la interrupción del cronograma de reducción del que paga la soja.

El Gobierno ya había hecho un retoque a la estructura arancelaria del biodiésel hace varios meses, luego de las sanciones que recibió Argentina por parte del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, que aplicó aranceles de importación superiores al 65% a los cargamentos del biocombustible nacional, acusado de cometer dumping en dicho mercado.

La alícuota de retenciones al biodiésel había sido elevada de 0% a 8% hacia fines del año pasado y ahora se volverá a aumentar a 15% desde el 1° de julio, apuntando a reducir el amplio diferencial arancelario que existe a favor de las exportaciones de este producto y en detrimento de su materia prima, el aceite de soja, que en estos momentos tributa un 24,5% de retenciones.

“De acuerdo con la reducción progresiva de la alícuota del derecho de exportación del aceite de soja establecido en el Decreto 1343/16, resulta necesario continuar propiciando la convergencia entre los derechos de exportación de dicho producto y el del biodiésel”, dice la norma publicada hoy. Esta nueva suba achica el diferencial a favor del combustible que sustituye al gasoil a unos 10 puntos porcentuales.

Por dicho diferencial, considerado como un “subsidio” por los países o bloques que importaban el biocombustible producido por el complejo oleaginoso local, la Argentina no solo recibió sanciones del gobierno de Donald Trump sino que ya enfrentó un conflicto con la Unión Europea en 2013, que terminó dirimiéndose en los tribunales de la Organización Mundial de Comercio.

Fuente: TELAM