El Ministerio de Defensa eligió a la empresa española Igeotest Geosciences S.L. para la búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido desde el 15 de noviembre de 2017. Se trata de una preadjudicación, ya que ahora hay cinco días para la impugnación de la propuesta. Según confirmó a PERFIL el ministro de Defensa, Oscar Aguad, la búsqueda podría comenzar en “15 días” en el caso de que no haya impugnaciones y si no, “el proceso podría ser más largo”, admitió. La empresa española estará encargada de la provisión del vehículo submarino autónomo (UAV) para buscar al ARA San Juan y el contrato tendrá un valor de 3.700.000 dólares. La compañía se dedica a la exploración del fondo marino para emprendimientos vinculados con el petróleo y el gas, la infraestructura marina, el dragado y la minería, con una experiencia de más de veinte años, indica en su sitio web. Para la búsqueda del submarino a finales de 2017 se contó con la colaboración de buques de Estados Unidos y Rusia, entre muchas naciones, pero ante el fracaso de las expediciones se debió articular un procedimiento de contratación de una empresa privada para continuar con la investigación en el mar. De acuerdo al detalle publicado en la página oficial de contrataciones del Estado, se presentaron nueve propuestas de distintas empresas, entre ellas la del venezolano Hugo Marino a través de Sea Sistemas Electrónicos Acuáticos, que había prometido en el Congreso que encontraría el submarino en un plazo de cien días. Marino fue uno de los invitados en la primera reunión de la Comisión Bicameral conformada para avanzar en la búsqueda del submarino y realizó un fuerte lobby para lograr la contratación, algo que finalmente no sucedió. Su propuesta era por un valor de 3.820.000 dólares –apenas por encima de la oferta ganadora–, aunque había solicitado un anticipo de 400 mil dólares para comenzar a trabajar, lo que no podía ser aceptado, sumado a que no logró superar las evaluaciones técnicas. En rigor, el plazo de trabajo que estipula el pliego de la licitación también es de cien días, confirmaron desde el Ministerio de Defensa. Quejas. Los familiares de los tripulantes del submarino expresaron ayer su “preocupación” porque se preadjudicó uno solo de los items del pliego y no se otorgó a ninguna empresa el servicio de provisión del barco que llevará el vehículo autónomo hasta la zona de la búsqueda. “Esta situación nos genera a los familiares muchas dudas y preocupaciones, para lo que necesitamos explicaciones y acciones urgentes del Ministerio de Defensa”, señaló a este diario Luis Tagliapetra, padre de uno de los tripulantes del submarino. En principio, se utilizaría un barco de investigación científica del Conicet en el que se transportaría el vehículo autónomo de la empresa española. El barco en cuestión es el Austral y se permitiría que sea tripulado por los especialistas de la compañía contratada. Las ofertas de las empresas fueron entre los 1.850.000 dólares y los 8 millones de dólares que pidió la Compañía Sudamericana de Dragados. En tanto, el próximo martes habrá una nueva reunión de la Comisión Bicameral en la que se informará sobre el resultado de la adjudicación y se citará al contraalmirante Guillermo Lezana y al inspector general de la Armada, Eduardo Alfredo Pérez Bacchi, para que brinden testimonios que puedan contribuir con la búsqueda. (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de "share" o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com