Según las primeras versiones, el ascensor se “desplomó” pero, finalmente, no requirió asistencia de los Bomberos, ya que no quedaron personas atrapadas ni se registraron víctimas, por lo que se retiraron sin realizar ninguna acción.

Pero minutos antes que llegaran, unas cinco personas que estaban en el ascensor en el momento del desperfecto terminaron del piso 16 en el subsuelo, arrastrando la cabina en su caída cables y hierros, generando problemas técnicos en las puertas, por lo que debieron “golpear la cabina, hasta romper y abrir las puertas”, para lograr salir del ascensor.

Aparentemente, por el impacto al arrastrar en la caída, se cortaron cables y hierros, y terminaron el subsuelo y con problemas en toda la conexión del edificio.

Las personas que se encontraban en el ascensor lograron salir, pero se llevaron el susto de sus vidas.