Rating. Ese es el Santo Grial cotidiano que busca minuto a minuto la televisión abierta. Y cuando encuentra el valedero, es decir, el de dos dígitos y con un dos adelante, lucha por conservarlo. Y cuesta cada vez más. Por eso, aun aquellos que digan que no les preocupa como si fuera el oxígeno para vivir, saben que un punto más o un punto menos define muchas variables que van desde la duración del ciclo hasta la ubicación fija en la grilla o la estimación puertas adentro de la emisora y fuera de ella. Y hay figuras a las que, por su peso, cachet, trayectoria y estima, se les demanda un piso de rating superior al resto. O al menos es lo que se espera de ellas.   Jorge Lanata es uno de los integrantes premium de la pantalla de El Trece que se ubican en el mencionado grupo. Su ingreso a esa emisora en momentos de fricción total –o de “periodismo guerra”, como calificó un editorialista y vocero de ese grupo de medios– supuso poner a disposición de PPT (Periodismo para Todos) una producción –en volumen de gente, sobre todo–casi similar a la de Telenoche. Y la apuesta resultó. Hubo rating, informes luego replicados en los distintos programas de la señal abierta y la de cable, también en gráfica y en la radio. Pero todo se modifica o cambia. Y lo que cambió fue el signo político del gobierno, y a dos años y medio de Mauricio Macri en el poder el contexto social, y sobre todo el económico, no es el mismo. Más allá de las consideraciones que se tenga sobre el recorrido político o ideológico de Lanata, él no carece de olfato periodístico. Y la coyuntura, parece, lo hizo plantear un Periodismo para Todos de tono crítico. Y no necesitó seguir la caída en el rating de Mirtha Legrand para convencerse de esa decisión. Ni la cena de los dos juntos a solas pudo conseguir que el rating se inclinara a favor de Legrand, quien no puede desde hace varias semanas con PH (Podemos Hablar), el ciclo de Andy Kusnetzoff. Pero Lanata se topó con un problema. Uno no externo (a la emisora) e importante: la dirección periodística de El Trece. La emisora no quiere un programa que pueda parecer opositor. Y lo que sucede en ese canal se puede resumir en la siguiente frase: “El Gordo quiere pegarle al Gobierno pero ‘el otro’ le frena los informes”.  Ese “otro” es Ricardo Ravanelli, ex hombre clave de la producción de PPT que luego reemplazó a Carlos D’Elía, histórico gerente de noticias de El Trece y hoy gerente de noticias del grupo Artear. Sin aire. El primer informe que “le bajaron” a Lanata fue el que PPT preparó para el programa sobre Mario Quintana, vicejefe de Gabinete, uno de los tres hombres fuertes del poder, que se ubican en la mesa chica con Macri y Lopetegui. Días antes de que el programa saliera al aire, Jorge Asís había anticipado con su modo particular que había un hombre fuerte “del tercer gobierno radical” que estaba preocupado por cómo podría afectarlo un programa que estaba preparando su aliado mediático más importante. Si ese cotilleo previo hizo que desde la Rosada se hicieran llamadas preocupadas, es algo anecdótico. Lo concreto es que un informe realizado en Mendoza por la periodista Cecilia Boufflet para completar la historia sobre los intereses cruzados de Quintana como empresario y funcionario no se incluyó en el programa. Y la discusión entre Lanata y Ravanelli hizo peligrar la salida al aire de PPT. También resultó llamativo que ningún programa de la emisora repitiera –como sí hizo otras veces– fragmentos de lo exhibido en PPT. Se sabe que Quintana se ofreció a estar en el piso del ciclo para responder preguntas. Según dijeron a PERFIL desde Gobierno, esto no tuvo respuesta de la producción. Sí, 48 horas después, mantuvo un reportaje con Lanata en Radio Mitre y, a pedido del grupo, no participó Boufflet. Con dinero propio. Como le sucede a Mirtha, el rating ubica en primer lugar a la competencia de PPT, el ciclo de Marley (y Mirko). Y este domingo tiene que competir con la entrega de los Martín Fierro, que siempre eleva el rating de la emisora que lo emite. La propuesta de Lanata será  poner al aire una entrevista que le hizo en Nueva York a Woody Allen. Y otra vez Ravanelli fue el encargado de decirle que ese tipo de reportajes “desperfila a PPT". Y para reforzar la decisión, le aclaró a Lanata que no pagará el dinero que supone usar fragmentos de películas de Allen para ilustrar el reportaje. Al periodista no le importó: él mismo pagó de su bolsillo los derechos pertinentes. PERFIL se comunicó con Lanata para sumar su palabra a esta nota, pero este se excusó de hacerlo.   Cuando el enojo no alcanza Una trayectoria de cincuenta años en televisión. Eso es lo que celebra este 2018 Mirtha Legrand. Habrá festejo con invitados especiales y videos en los que hasta participan su hija Marcela Tinayre y la estrella juvenil Tini Stoessel. Pero no todo va como se suponía a comienzo de año con las sendas emisiones de La noche de Mirtha y Almorzandon con... Ella sí es de las que no esquivan la cuestión del rating y se defiende con garra para recuperar los puntos que considera se merece su ciclo. Pero post Natacha Jaitt, el duelo de cada sábado lo gana su competencia, PH.  A eso se suman las críticas que comenzó a hacerle al gobierno por el que ella hizo “tanto para que ganara”, situación que a su vez gusta a los opositores y enoja a varios de sus votantes. Si esa combinación influye en el rating, aún no hubo consultora que lo haya medido. (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de "share" o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com