Se realizaron pruebas hidráulicas para brindar soluciones en caso de pérdidas en la red.

El subsecretario de Gestión Territorial, Marcelo Airaldo, supervisó este viernes las pruebas hidráulicas que se llevan a cabo en distintos sectores de la red de agua potable de la ciudad de San Carlos Centro, con el fin de evaluar situaciones de pérdidas y, en función de ello, diseñar un proyecto para mejorar el servicio.

Airaldo manifestó que “para que el acceso al agua potable sea una política de Estado deben llevarse a cabo acciones que van desde la más pequeña a la más grande, como determinar si hay pérdidas en una red de agua potable, garantizar las inversiones para instalar una planta potabilizadora o construir los grandes acueductos”.

“Desde el Ministerio de Infraestructura y Transporte de la provincia desarrollamos un programa destinado a fortalecer a los prestadores de agua potable, fundamentalmente si son cooperativas, porque queremos que garanticen un servicio de calidad y, en razón de ello, brindamos asistencia técnica como la que realizamos en San Carlos Centro”, explicó el funcionario.

“El trabajo en el territorio es fundamental. Por ello, en 2016 inauguramos una planta potabilizadora con una inversión de casi $ 700.000 y hoy seguimos trabajando para optimizar el sistema y mejorar la calidad del servicio”, concluyó Airaldo.

Durante la supervisión se realizaron seis pruebas hidráulicas en distintos sectores de la red, que abarcan 4800 conexiones.

De la recorrida participaron también Juan José Placenzotti, presidente del Concejo Municipal local; Gabriela Bruno, en representación de la secretaría de Aguas y Saneamiento; y autoridades de la cooperativa de agua potable encargada de brindar el servicio.

Optmización del servicio

Los trabajos que se llevan a cabo en San Carlos Centro consisten en la realización de pruebas hidráulicas en distintos sectores de las cañerías de la red de agua potable para determinar el estado en que se encuentra e identificar las eventuales pérdidas.

Dicho relevamiento se efectúa mediante los controles micro y macro de medición que realiza la cooperativa, y los reclamos de los vecinos. El control de pérdidas se realiza a través de un sistema hidroneumático para determinar la gravedad de las mismas y a partir de ese momento, determinar si es necesario un recambio de cañerías total o parcial, como así también cuáles son los sectores más afectados.

Vía notife | Ver post original