A su vez, en clara referencia a la jefa regional de Vialidad, Ingrid Jetter, el gremio del sector adelantó que promoverá presentaciones judiciales en lo civil y penal contra todo funcionario que intente dejar sin trabajo a otros empleados sin justa causa y de manera arbitraria.

 

La noticia de la devolución del puesto de trabajo fue considerada por los trabajadores de la delegación correntina como un triunfo de la lucha en defensa por los derechos laborales.

 

La decisión de reincorporar al despedido estuvo motivada porque el trabajador posee fueros gremiales, como delegado elegido por sus compañeros, por lo que el juicio que iba a perder el Estado nacional generaría un daño económico mayor.

 

Es que la Justicia federal tenía todos los argumentos para garantizar la continuidad laboral porque tenía fueros gremiales y fue cesanteado sin justa causa, ni sumario previo, al tiempo que no tenía antecedentes negativos, faltas, ni tardanzas a su lugar de trabajo.

 

Además, un fallo judicial por este despido podía haber imputado por violación de deberes y abuso de autoridad a los funcionarios responsables del asunto, en este caso, a Jetter, quien ocupa el cargo de gerente de Vialidad Nacional en el NEA.

 

De todas maneras, el trabajador decidió presentar un recurso de amparo ante la Justicia federal en Corrientes para proteger su derecho, ante el temor de que vuelvan a tomar la misma medida en su contra.

 

Se trata del agente Walter Cabrera, padre de familia, que ingresó a Vialidad Nacional en 2008 y es de planta transitoria en administración. Su tarea se desarrolla en proyectos de ingeniería, con relevamientos topográficos en lugares donde se realizan obras de Vialidad. Por ejemplo, determinar la altura, la caída del agua, las cunetas y otros detalles para la construcciones o reparaciones de rutas en la provincia de Corrientes. 

 

Este medio tuvo acceso al telegrama de reincorporación y Cabrera comenzó este martes a retomar sus tareas en Vialidad Nacional.

 

“No le vamos a permitir a nadie que venga a sancionar ni despedir a nadie, sin justa causa”, afirmó a Corrienteshoy.com el titular del Sindicato de Trabajadores de Vialidad y Afines, Alfredo de Jesús Ramírez.

 

“Vamos a presentar acciones judiciales penales y civiles contra todas estas medidas porque vienen con abusos totales de poder en todo el país y en Corrientes”, agregó el dirigente cuando este medio le preguntó si tenían temor a despidos que promueva Ingrid Jetter.

 

“Somos empleados del Estado nacional y tenemos derechos y obligaciones”, añadió.

 

De un total de 52 afectados en todo el país, el correntino Cabrera es uno de los únicos dos despedidos que fueron reincorporados en este plan de ajuste encarado por el Gobierno de Macri. El otro empleado al que le devolvieron su trabajo es una persona discapacitada y que cumple funciones en la oficina central de Buenos Aires. También sin justa causa ni sumario previo, lo habían despedido pese a que ingresó al organismo nacional mediante el cupo para contratación de personas con discapacidad, lo que fue violatorio de la ley que defiende los derechos de esas personas a ser empleadas.