No tuvo un gran Mundial, pero tampoco desentonó. Tras su participación mundialista, varios clubes europeos posaron sus ojos en él. Desde España dicen que el Sevilla y el Valencia están interesados en Maxi, por lo que su futuro estaría en el Viejo Continente. En Independiente saben que será difícil retenerlo, y hasta ya antes de Rusia 2018 se habla de su posible salida. Por eso, el gran miedo del Rojo era que tenga una excelente Copa del Mundo y que su venta sea asegurada.

 

Hoy en día, el futbolista de 26 años tiene una cláusula de 12 millones de dólares. Sin embargo, Moyano contó su deseo de aumentarsela a 20 millones. Primero tiene que arribar a Buenos Aires. Mañana saldrá en vuelo charter junto a parte del plantel y la delegación argentina. En Independiente lo esperan con los brazos abiertos, su buen fútbol siempre es bienvenido, pero habrá tironeo con Europa.