La situación se agravó la semana pasada cuando el día jueves la prestataria del servicio eléctrico en la zona decidió cortar el suministro por falta de pago de una deuda millonaria que ya posee Picada Libertad con la misma.
 
Según el Secretario General de la sección Alem de la Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), Ramón Zabal, han dialogado con los dirigentes de Picada Libertad pero “no tenemos ninguna respuesta favorable por lo que el viernes ya hicimos nuestra presentación ante el ministerio de trabajo para que estén en conocimiento de esta situación”, decía el dirigente rural.
 
Asimismo Zabal señaló que hace 60 días la cooperativa recibió 2.970.000 pesos de un total de 10 millones que habría comprometido el gobierno de la provincia para ayudar a que se pueda comprar materia prima, afrontar el pago de sueldos y comenzar a funcionar luego de haber salido hace pocos meses del concurso preventivo de que durante años casi paralizó a la entidad pero que “supuestamente el dinero restante ya debería haber ingresado a la empresa pero según nos dicen a nosotros aún no lo tienen”, reclamaba Zabal.