El Litoral

 

El municipio de la cuidad de Santa Fe planea la incorporación de nuevas cámaras de seguridad en distintos puntos de la capital provincial.

 

De acuerdo a lo informado, se diagramó un plan mediante el cual se propone sumar más cámaras de seguridad para elevar a 99 los puntos monitoreados en la capital provincial, ampliar el Centro de Monitoreo e incorporar móviles para patrullaje de la Guardia de Seguridad Institucional (GSI), entre ellos cuatro cuatriciclos que permitan hacer rondas en zona de la Costa. 

 

La inversión prevista para este conjunto de iniciativas suma 32 millones de pesos, que requieren la toma de créditos que debe habilitar el Concejo Municipal, que tiene ahora en sus manos el proyecto.


En detalle, el municipio proyecta respecto a las cámaras sumar un total de 120 –40 de tipo Domo IP PTZ y 80 de tipo Fijas IP Bullet– conectadas entre sí a través de 23 kilómetros de fibra óptica a fusionar con el actual tendido de red de fibra del municipio, con el propósito de generar anillos de seguridad. Esos dispositivos permitirán elevar a 99 los puntos de monitoreo en la capital provincial. 


Vale recordar que el Sistema de Videovigilancia de la ciudad comenzó a funcionar en el año 2009 y que, en la actualidad, opera con 178 cámaras distribuidas en 59 puntos de monitoreo. Las imágenes obtenidas son transmitidas a la Sala de Monitoreo ubicada en el Palacio Municipal y visualizadas de manera permanente por los operadores, quienes ante cualquier actividad sospechosa emiten un aviso inmediato al Sistema de Emergencias del 911.


Precisamente, por la incorporación de más cámaras de seguridad que determinarán más lugares observados en la ciudad, será imperioso ampliar el Centro de Monitoreo de la Municipalidad, para obtener una visualización con los estándares actuales. Esos trabajos de ampliación están incluidos en proyecto remitido por el Departamento Ejecutivo al Concejo.

 

Móviles para zonas de difícil acceso


En la iniciativa se propone adquirir una camioneta y cuatro cuatriciclos para reforzar la flota de vehículos existente de la Guardia de Seguridad Institucional, para recorridos zonales por la ciudad. La idea es que esos móviles permitan llegar a lugares de difícil acceso para vehículos convencionales, como el distrito La Costa, playas y el interior de parques y paseos de la ciudad.