La economía le viene ganando a la política hace casi dos meses en el escenario nacional y esto repercute en las definiciones que algunos socios de Cambiemos en Córdoba esperaban que se dieran antes. Sin embargo, con indicadores que preocupan en el ámbito de la Nación pero que repercuten también en las provincias y municipios, varios socios cordobeses entendieron que es momento de poner paños fríos al armado de la boleta 2019. “Estos muchachos -por los funcionarios nacionales- primero tienen que resolver otros problemas y enderezar la nave. Después, hablaremos del año que viene”, sintetizó un operador local de la alianza que espera que se aclare el panorama en la Rosada. La otra preocupación pasa por saber cómo repercutirá la baja del déficit que pidió el presidente Mauricio Macri el viernes y por la que ya recibió varias señales de los gobernadores. Entre ellos, del propio Juan Schiaretti.  Que se preocupen en Cambiemos tiene su fundamento en la gestión de Ramón Mestre al frente del Palacio 6 de Julio. El intendente es uno de los que está en carrera rumbo al 2019, pero le queda un año y medio de gestión en la ciudad de mayor ejido del país, algo que lleva a que en Buenos Aires se lo cuente entre los “minigobernadores”. Pese a que en el entorno del radical sostienen que los fondos para obras y la continuidad de estas no están en riesgo, en el PRO no se animan a la contundencia. Los del espacio amarillo creen que esto sí dependerá del armado de la boleta provincial del año próximo y, fundamentalmente, de la relación que Macri quiera tener con Mestre. Las principales obras que el Municipio tiene hoy en agenda son el nudo vial de Plaza España y el traslado del Concejo Deliberante al nuevo emprendimiento urbanístico en los terrenos del ferrocarril. La primera, con sello radical; la segunda, con más tinte macrista, pero ambas por ahora con su continuidad asegurada. En Cambiemos, sin embargo, la otra alarma que se encendió fue para contener a los intendentes que empiezan a tener algunos problemas con las finanzas. Señal que preocupa no solo a la coalición sino también al peronismo, porque el fantasma de la discreción en el reparto de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) está latente. En la semana hubo un encuentro en Buenos Aires entre el ministro Rogelio Frigerio, Gabriel Frizza, el exintendente de Jesús María y actual diputado nacional, y el presidente del PRO en Córdoba, el legislador Darío Capitani. Frizza, también anotado para conformar fórmula el año próximo, aseguró fondos para obras viales en el norte provincial y puede ser una dinámica que sostenga con otras localidades. Gesto del que tomaron nota schiarettistas y mestristas, sobre todo porque Frizza antes de saltar al Congreso lideró el Comupro, el foro de intendentes macristas en la provincia. Con este esquema, la contención de intendentes será parte de la estrategia política para el segundo semestre. Misión para la que ya tienen el GPS activado peronistas, radicales y macristas.   (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de "share" o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com