POLICIALES
   El joven que había sido herido de una pedrada a la salida del colegio lamentablemente dejó de existir hace instantes. El adolescente Sergio Nicolás Guía, de 15 años, permanecía internado en delicado estado de salud en el Hospital “J. B. Iturraspe” luego de que el martes 1 de septiembre recibiera un ladrillazo en su cabeza cuando salía de la escuela.
Momentos de profundo dolor se viven por estos momentos en el Hospital, donde familiares, amigos y allegados a la víctima se congregaron ante el peor final. El director del Ipet 264 "Teodoro Asteggiano" Julio Cabrera también se dio cita para acompañar a la familia del alumno de estudiante de dicho establecimiento educativo.

El grave hecho ocurrió en barrio Parque cuando el adolescente se retiraba del Ipet 264 “Teodoro Asteggiano”, donde cursa cuarto año. Lo hacía a bordo de su motocicleta. Al hacer un corto trayecto, en la intersección de calles Dante Agodino y San Francisco de Asís, el joven fue agredido por otro de la misma edad quien le habría arrojado un ladrillo en el rostro, lo que provocó la caída al asfalto. Alrededor de las 15.15, el chico fue llevado inmediatamente por familiares al Hospital donde los médicos le diagnosticaron hematoma cerebral.