POLICIALES   Dos jóvenes, de 16 y 18 años, hoy protagonizaron por la tarde un intento de arrebato, pero cuando huían la suerte les jugó una mala pasada ya que colisionó la motocicleta en la que se conducían con un automóvil y fueron detenidos por la policía. 
Cerca de las 17.30, en la intersección de la avenida Caseros y calle Gerónimo del Barco, los sujetos intentaron arrebatarle el teléfono celular a una mujer -sería Maricel Gino (52)- que se conducía en bicicleta por la primera arteria mencionada, en dirección sur-norte. 
Los malvivientes, que se conducían una motocicleta 110cc negra, provocaron la caída de la víctima al suelo. Al ver frustradas sus intenciones de robo, se dieron a la fuga rápidamente, mientras ocasionales testigos convocaban a la policía. A los pocos minutos, personal del Comando de Acción Preventiva (CAP) acudió a un accidente en la esquina de Larrea y General Paz, allí una motocicleta de similares características a la que se buscaba había colisionado con un automóvil. Inmediatamente, se detuvo a los jóvenes que habían sufrido lesiones de carácter leve. 
El menor fue restituido a sus padres en tanto que el mayor, que habría sido identificado como Iván Cuello, domiciliado en Frontera, quedó detenido a disposición del fiscal de instrucción Oscar Gieco. 
Una cuestión que llamó la atención de los uniformados es que en la baulera de la motocicleta, los aprehendidos llevaban una muda de ropa, “se ve que cuando cometían un robo rápidamente se cambiaban y de este modo despistaban y dificultaban la búsqueda del personal policial”, indicó uno de los policías que participó del operativo. 
Por su parte, la víctima del arrebato, a causa de la caída, sufrió lesiones de carácter leve. Sobre lo sucedido hay testigos los que ya prestaron declaración ante la Unidad Judicial.