Cuatro familias fueron evacuadas y son asistidas por el municipio. Dos se encuentran en las instalaciones de la Guardería Municipal y el resto en el albergue de la Iglesia.

 

“En total son 40 aproximadamente las personas que se vieron afectadas por la creciente de los espejos de agua. Hay cuatro familias que están siendo contenidas por la Municipalidad y el resto de los damnificados lograron ubicarse en casas de familiares”, manifestó Augusto Navarrete.

 

“Hay familias a quienes el agua entró a sus hogares, pero no quieren abandonar el lugar. Temen a perder sus cosas. Sin embargo representa un verdadero peligro por los focos infecciosos. Hay chicos. Estamos intentando convencerlos para que puedan ser evacuados”.

 

“Desde hace tiempo venimos trabajando en esta problemática que no es de ahora. Cada vez que llueva con intensidad y durante mucho tiempo estas casas se inundarán por el crecimiento normal de las lagunas. Es por eso que estamos en la búsqueda de un predio para poder ubicarlos allí, que se puedan construir sus viviendas, y no sean afectados por el fenómeno climático”, aseguró el jefe comunal que esta mañana lideró un operativo de entrega de mercaderías a varias familias que residen en la Costa del Río Paraná y desde hace varias semanas quedaron aisladas.

 

En la denominada zona del Kilómetro 15 del Río Paraná se entregaron bolsones de mercaderías, botellones de agua, y ropa. Son alrededor de 30 personas que viven en el lugar y ahora sólo pueden recibir asistencia a través de un cruce que hacen en canoa.

 

“El agua no llegó a nuestras casas todavía. Si el río creciera medio metro tendríamos problemas” dijo un vecino asistido.

 

Por otra parte también está en marcha y se intensifican los trabajos de limpieza de zanja y canales como así de entubamiento de importantes cruces de caudales de agua, que permiten un mejor escurrimiento ante grandes volúmenes pluviales.

 

“Estamos trabajando en la zona del Ingenio y en el barrio Leconte con el entubamiento y recambio de tubos. Las lagunas crecieron considerablemente y ante la perspectiva de que las lluvias continuarán debemos tener limpios los principales canales. El objetivo es que las calles no se inunden, que el agua pueda recorrer el cauce normal”, finalizó Navarrete.