En un hecho insólito, delincuentes se llevaron un auto que estaba estacionado frente a la Central de Policía de la ciudad de San Francisco.

Según las primeras informaciones, el robo se produjo entre la medianoche del sábado y la madrugada del domingo.

Se trata de un Fiat Uno, de color blanco –patente TOI 392– que estaba adscripto al comisario Néstor Pereyra, que cumple funciones en la Departamental San Justo.

En las primeras horas de ayer, se inició la búsqueda y se alertó a la provincia de Santa Fe, no dando hasta el momento resultados positivos.

El auto no está identificado como patrulla porque pertenece a la flota de vehículos que la Justicia entregó a comodato a la Policía.

Informe de Osvaldo Soria