Economía

Grecia se rinde a la troika pero Europa comienza a desconfiar de Merkel y Schauble

Mientras el FMI comienza lentamente a descubrir que Grecia está en una situación insostenible y que necesita recortes mucho mayores a los anunciados hace una semana, Alemania comienza a quedar solitaria con las exigencias desmedidas que quiere imponer al país heleno. Al anuncio del 14 de julio realizado por el presidente Francois Hollande sobre la necesidad de crear una Europa solidaria y no mezquina como promueven Merkel y Schauble, se sumaron las palabras del canciller austríaco Werner Faymann, que atacó fuertemente la política devastadora de Merkel y Schauble sobre Grecia. Como si esto fuera poco, hasta el presidente español Mariano Rajoy cuestionó la línea dura y dictatorial de Merkel dando un viraje en U a sus dichos sobre las negociaciones de la troika con Grecia. Italia, Francia, Austria y ahora España se suman a las voces que critican la rapacidad de Alemania frente a la crisis griega, y su incapacidad para encontrar un alivio real a la deuda helena.

Fracaso total de la UE: Grecia se cae a pedazos

“Con amigos como éstos para qué quiero enemigos", dice el refrán… Lo cierto es que Grecia está sufriendo su propio tsunami a costa de los “amigos europeos" que le dieron vuelta la espalda. La crisis griega es interminable y ayer el FMI señaló que los recortes a la deuda helena deben ser mucho mayores a todo lo que se había pensado... Hasta el FMI se hace a un lado a la hora de enfrentar la crisis griega. Pese a que la deuda helena es de apenas el 2,5 por ciento de toda la deuda de la zona euro (como nos recuerda la portada de Handelsblatt), Wolfgang Schauble ha hecho un escándalo digno de una película de piratas. Lo que oculta Schauble es que quiere una moneda única sólo para los países que se la merezcan, es decir Alemania, Austria, Holanda, Finlandia y Luxemburgo… el resto tendrá que abandonar el euro y asumir los costos del despilfarro. Léase España, Italia, Portugal… Grecia.. incluso Francia... Tema que hay que tomar en cuenta, y algo que no es para menos si pensamos que Italia debe la friolera de 2.218.200.000.000 euros, es decir siete veces la deuda griega, por la que toda Europa (y especialmente España) la ha condenado.

Alemania humilla a Grecia y la deja al borde del Grexit

La intransigencia dogmática y la brutalidad sin precedentes de Alemania contra el gobierno griego han marcado una ruptura histórica en el proyecto europeo. Para Wolfgang Schauble no fue suficiente que Tsipras se rindiera a las exigencias de la troika, o que el ministro Yanis Varoufakis se retirara de las negociaciones. Los nuevos planes de recortes y aumentos de impuestos no fueron suficientes. Ahora se exige a Grecia una garantía de 50 mil millones de euros en activos y el cumplimiento de 12 nuevas medidas que instalarían a los "hombre de negro" en Atenas. La arrogancia y el despotismo de Merkel y Schauble sacudieron ayer la poca confianza que va quedando en el proyecto europeo. Porque más que una negociación, la de ayer en Bruselas fue una completa humillación a Grecia. The Guardian comparó el cara a cara entre Merkel y Schauble contra Tsipras, como las torturas que utiliza la CIA para los sospechosos de terrorismo. El alemán Der Spiegel calificó las palabras destempladas de Merkel como "un catálogo de atrocidades", mientras Financial Times escribió que Alemania exigía de Grecia su autodestrucción como Cartago. The Economist afirmó que Alemania quemó un enorme capital político que costará mucho restaurar. Bloomberg señaló que Alemania exigía la capitulación total de Grecia. Uno de los hashtag más abundantes de Twitter fue #thisisacoup ("este es un golpe de Estado"). La Alemania de Merkel enfrentó duras reacciones por su trato inmisericorde a Grecia.