Pais

PAIS: Sucesión en AFA: el tema no es Tinelli

La sola mención del vice presidente de San Lorenzo genera en el veterano edificio de Viamonte más pánico que el ébola. ¿Será Marcelo el hombre ideal para exorcizar la AFA?

El antiperonismo le ladra a la luna

“No aguanto cuatro años más de peronismo”, confirma la Garganta. “Prefiero irme del país”. La posibilidad que el cristinismo permanezca inquieta y atormenta. A través de Scioli. Con La Doctora detrás y La Cámpora a los costados. “¿Hasta cuando el populismo? ¡Por favor!”, insiste otra Garganta. Un coro pío de lamentos complementa el final del ciclo que a lo mejor se extiende. Como se extiende el temor a la confirmación de la continuidad. El incentivado sentimiento antiperonista atraviesa, en la actualidad, por uno de los períodos más intensos. Es distinto de aquel antiperonismo del primer lustro de los 50. Sin militares providenciales a los que recurrir, que hoy sobreviven adentro de la caja. No queda otra alternativa que desalojar, a los peronistas, mediante elecciones. Trasciende, por si no bastara, que el general Milani mantiene un prematuro cierre con Scioli. “Si no puedes con tu adversario, únete”, sentenció aquel aprendiz de Maquiavelo. Parafrasearlo es fácil. “Si no puedes con los peronistas y quieres sobrevivir, hazte peronista”.